Musica

Loading...

jueves, 28 de abril de 2011

La ultima palabra

Sicario de Dios
Bastardo de la tierra que pisas
Progenie corrupta
Hermano de la mentira
amante de la noche
Amado, odiado
de de vuelta a ser amado
para encontrarte desterrado

Hombre de hierro
alma de barro
corazón de hielo
hilos en tus dedos
agua en tierra yerma

Y difusa, la noche cubrió sus pétalos
dulce flor venenosa, nacida a los pies del abismo
raíces al viento
fuego como color

Naciste para matar
no para ser amada

Tu nombre el tiempo lo silencia
y la muerte sin latido te encontró
vomito en las sabanas
lágrimas en los ojos

Difusa quisiste ser
perderte en sus contornos
ser huesos enterrados
por una vez verlos amados
gritos silenciados

Es el horror de una visión
Euríale yacer ahogada
en pos de Poseidón
amante letal de aguas infecciosas
el sol no ama a las rosas
abrasa con su calor

Tierra calcinada
morirás en ella enterrada
cicatrices ocultadas
por tus manos fueron besadas

Inmortal nacida
marchita
de por vida

Al viento quiero gritar
tu cuerpo mutilar

Un susurro entre las sombras de mi alma
de Morfeo me rescato
descalza
camino a la mortalidad
Hecáte mi compañía

Eféso eras
Isocrates te nombraste
la ultima palabra pronunciarás.
Dila ciertamente
pues no enviare mensajera
tengo la muerte por consejera

Morfeo de nuevo me llama
flor envenenada
por el viento golpeada
raíces disecadas

No habrá sangre
ni amor abrasador
tan solo un frió dolor

terror obsesivo yacer contigo
Por aquellos que se revelan
igualmente en el alcantarillado

Hecate sentenció:

Nosotros, la prosperidad del futuro
Truenos envuelven el viento del norte
Nacida para capturar la esencia

Nosotras,que aspiramos a la verdad y con ella la fuerza

¿No deberíamos dar caza del bastardo?
¿Reclamar el trono que es legítimamente nuestro?

Considere el dios que
podría ser sin la gracia
De una vez por todas

Da muerte con cuchilla
dolor no sentirá
Lirio blanco
perderás tu perfume
si su fuego te consume
.............

miércoles, 13 de abril de 2011

Sedienta...de calor?

Presagio de muerte
liquida sangre en las sabanas
piel derretida por tu contacto
dolor que produce besarte

aún no se a roto
nexo sanguinolento
cordón umbilical sediento de placer
odio del que te alimentas en tu sueño de venganza

Dulce como el placer
Lasciva como la miel
Dolor de un corazón negro
calcinado por la calor

Mentira con aires de candor
laceroso y axfisiante
amor???

muerde la blanca piel
desgarras por solo placer
perderte en el abismo

Conversaciones tras la muerte



Una historia recordada de una joven encadenada.

En el jardín de los muertos se hayaba

donde los amantes

cubiertos de musgo sus labios

se susurran silenciosas eternas promesas

Oscura la noche se alzaba

y la tierra susurraba dulces palabras de amor que las lágrimas no escuchaban


"Romeo mató al amor

más la muerte se ha vengado

cuyo precio yo he pagado

creyéndole enamorado..."



"¿Acaso es la muerte enemiga del amor?

Por siempre es mucho tiempo, pero los juramentos

perduran tras lo siglos, Julieta.

¿Acaso no beberías?

¿De mis labios el lacre de la muerte no sellarías

sabiendo que conmigo

tras la muerte me encontrarías?"



Julieta quiso soñar

y del sueño ha despertado.

Romeo amaba al amor

de sus cadáveres descarnados



"Carne descompuesta

se piel para mi piel.

Sangre evaporada

con los vapores quedo envenenada.

Julieta yace dormida

mientras su piel es corroída"


"Beso eterno de la noche

olvida la luz del sol

olvida que diste muerte

pagando el precio del candor

Romeo quiso engañar

y la muerte se ha vengado..."

"Mas como mataría al amor Romeo?


Si incluso tras la muerte son tus ojos los que veo


Vos Julieta, deberíais saber mejor que nadie


que lo que ha veces parece muerto


puede ser tan solo flagrante.


Se pudrió la carne,


también los huesos


condenado a la eternidad


con el sabor de tu ultimo beso"

"Dulce Amante del Placer...


me olvidasteis al amanecer¡¡¡


En las zarzas te he ocultado,


lágrimas he derramado..."




"...Que tras la muerte habría besado.

Dulce Julieta no olvides

que tras la muerte te encontrado

y mi juramento habría sellado

si la muerte no nos hubiese encontrado.


Gracias por la colaboración del la creación de este relato, joven Orador de Efèso:

Tus palabras fueron el dulce veneno que Julieta bebería por Romeo.







La muerte me hallaría...

Si el destino existe
la muerte me hallaría
en un campo de rosas negras
mi cadáver se descompondría

Amar...más que es el amor?
renuncio a seguir buscando
a seguir soñando que le encontraría
renuncio a seguir besando
mas labios que nunca amaría

A veces creí sentir
otras tantas aún me duelen.
Amo amarte más de lo que el amor merece
y siento como perece
lo que temporero te parece

Bajo esta piel no solo hay huesos
dulce amargor de los besos.
Ajenos y conocidos
otros tantos olvidados
muertos y enterrados

Dicen que en sueño descansa
más sin latido le encontré.
Cadáveres descompuestos
en su nombre pronuncié

Don Juan y sus amantes
Othello que asesinó
Ofelia es un cadáver
que sobre el lago navegó

Julieta y sus vestiduras
teñidas de negro amarguras
Antigona desterrada
su muerte estubo marcada

Romeo mató al amor
Y el amor yace enterrado
en suelo envenenado

Amar la muerte no puede
más el amor puede matar
Miradas medio robadas
recuerdos de noches olvidadas

Sin una razón para amar
amor que se olvida
amistad que se vuelve
y el doloroso recuerdo
que se queda llenando
el espacio de la muerte

lunes, 11 de abril de 2011

Tiempo...al TIEMPO

Tu, tiempo, que me desmostraste sus mentiras
Tu, Tiempo, que me enseñaste a amar en la distancia

Dulce tiempo que apaciguas el dolor
Que llenas tus espacios de sordos lamentos
que calmas mis iras con tus 10 segundos

Sé el láudano para mis heridas
Sé el veneno para las suyas

Tiempo, que anelas la eternidad de un beso
que apagas la llama del fuego
que forjas mi alma de hierro
No perdones sus belleza

Hazle caer
tiempo, se mi as
dadle tiempo al tiempo
Si dais fuego al hierro, marcaréis su piel
pero solo yo soy hierro.

Poeta en tiempos decadentes
El infierno y sus amenazas,
Con sus inextinguibles brasas
Jamás someterá esta voluntad.


Tiempo, bajo una losa de mármol
gusanos a su carne
comida de su ser
Tiempo, que me robaste de sus labios

Terrible pecado imborrable el saberse amado
Dulce placer oculto al imaginarle muerto
Parásito del amor
mendigando el propio
desechando el ajeno
mutilando los restos del pasado

Tiempo, da gusanos a su carne
que sea la tierra lo que sus labios besen
que sea la oscuridad de la fosa lo que sus ojos vean

Era inevitable.

El cuchillo se adentro en la carne, y donde no tenia espacio, se lo hizo a fuerza de un desgarro.
Un juego sucio que acabo manchado de sangre.

martes, 5 de abril de 2011

La plaga (2)

Como un roble retorcido, mi piel se ha carcomido
Donde anidaba la belleza
y el deseo de ser amada-
Sangre cuagulada
queda congelada

Mi rostro han mutilado
y las llagas han supurado

Del fuego de las llamas, mil maldiciones levanté
y anidando en las entrañas de la tierra
de las fosas a los cadáveres elevé.

Oscura plaga que cubre
el lago de eterna virtud
Y del vientre de una madre nació
un niño mutilado, que en su lecho han encontrado
bendita locura que cubre
las animas del camposanto

Entre gritos mi alma arde
no hay nadie que me salve
Solo mi eterno amor, que me brinda sexo y sudor
el fuego ha apagado con un soplo desenterrado

Mi ira ha volado, la muerte todo ha arrasado
y la peste he propagado.

mi cuerpo se ha quemado, y entre sombras he de ocultar
El humo de mi boca que con fuerza he de expulsar

Escondiendo al ser inmundo
que en las entrañas yo llevé
agora enamorado un ser desenterrado

Ungüentos en mis carnes
dulces como la miel
Mientras el sexo de mi amante
me conformo con lamer

Dame belleza de nuevo, dame de nuevo poder
Dame de nuevo tu sangre
Hazme gritar de placer

............

Presagio de ...

Presagio de muerte
liquida sangre en las sabanas
piel derretida por tu contacto
dolor que produce besarte

aún no se a roto
nexo sanguinolento
cordón umbilical sediento de placer
odio del que te alimentas
en tu sueño de venganza
dulce como el placer
lasciva como la miel

dolor de un corazón negro
calcinado por la calor
mentira con aires de candor
laceroso y axfisiante
amor?

muerde la blanca piel
desgarras por solo placer
perderte en el abismo

Renuncia

Como un manto cubre mis hombros hoy la realidad
más del frío no me ampara.
He de abrir los ojos, sacar el auto engaño de mis bolsillos
pues si no hundirá mi cuerpo en el fondo del lago de la vida.

Desnuda bajo la luz de la luna tendré miedo del mundo,
pero no pesara mi alma como una losa.

Renuncio a tus labios, renuncio a tu piel, a tu mirada.
Olvido tu nombre y guardo entre las sabanas
el recuerdo de tu aroma vinculante.

Sello mis labios con el lacre de la muerte
Mis dedos entumecidos señalan el camino que quiero
Camino en la senda del abismo
sin ver claramente el suelo bajo mis pies.

Pobre niña perdida que pensaba que en cuerpos ajenos se encontraría
Pobre ser anhelante de amor y cariño efímero,
conformista del amor
que muere incipiente entre sus piernas...

La araña tejerá la tela de mi vestido
y entre los pliegues que el viento ondeará
la felicidad que perdí en los brazos de la infancia

El amor no se suplica
germina sin ser sembrado
Lo nuestro nació para morir
y murió por que quise que naciera.

Si vivir desterrado del alma se merece
al mar enviaré al amor cruzar
Pues un amor mojado
en mi alma a penetrado.

Muchas lágrimas cayeron
saladas en el camino
pero el viento del destino las secará
Y bajo la luz del rayo
encontraré mi camino.

Dulce esperanza
que iluminó en mi agonía
con deseo de verme amada
de nuevo en la vacía oscuridad
yací mutilada

Dulce desconocido del tiempo
rescatarme de sus garras
Lazo que unes amor con muerte
de seda pareces mas de hierro te forjas
atas mis senos con el nudo de la esperanza

La libertad es una quimera que yace sangrante
a merced de una tormenta
Y el amor que lentamente en mi a fraguado
de mi cuerpo queda desterrado
al renunciar al ser amado.

Regreso

Y regreso a sentir el deseo de besar sus labios,
Y verle al los ojos cerrar.
Regreso a recordar su perfume sobre la almohada
que tarde o temprano abandonará.

Regresaran como las olas a la orilla todas las lágrimas guardadas
Como la Julieta en el balcón
espero y salgo a su encuentro

Oh muerte sagrada que coronaras mi frente
con su amor sueño latente
de creerme amada al ser besada
en una quimera inventada.

Regreso a hacer lo que siempre he sabido hacer.
Plasmar la muerte de lo nuestro sobre un papel.
En esta noche sombría comprendí
que siempre me miento al sufrir.

Las almas del cementerio, mi cuerpo inundaron
Y en la oscuridad de mi cuarto
su cadáver he encontrado

Romeo mató al amor
más la muerte se ha vengado
cuyo precio yo he pagado
creyéndole enamorado

Si el amor es vengativo
y ha tus besos he de renunciar
Si compartes tus palabras y miradas
con más de mil enamoradas
no sentirás mi partida
aunque yo muera excluida

Si la lluvia ha de mojar
lo que el viento anhela secar,
la tierra ha de corromper
lo que el fuego ha de morder.

En el jardín de los muertos

Las campanas de la iglesia sonarán
anunciando que mi muerte ha llegado
y los bancos del púlpito vacío

Tu, en la inmensidad
Tu, que me tentaste
que propiciaste la más sonora de las caídas entre las caídas

Tu, que mi lecho de muerte besaste mis ojos acuosos y me diste la mano
como acompañandome en mi ultimo viaje

Queriendo estar cuando nunca estuviste
queriendo amar cuando nunca amaste
riendo cuando querías llorar

¿Es Dios el enemigo del amor?
En el jardín de los muertos me hallo
donde los amantes eternos, cubiertos de musgo sus labios
se susurran silenciosas promesas eternas

En el jardín de los muertos
las rosas son negras
y la soledad de tu frío lecho es la eterna compañía

A veces llegamos a el con tarjeta de bienvenida, pues nos esperan
Otras, llegamos como el viento, con la compañía del silencio.